💎 CRISIS CURATIVA ¿Qué es? - Espiral Azul

💎 CRISIS CURATIVA ¿Qué es?

crisis curativa de sanación en terapias complementarias

💎 CRISIS CURATIVA ¿Qué es?


Al comenzar cualquier terapia energética, ya sea Reiki, Péndulo, Par Biomagnético o la misma terapia floral, se suele esperar que los efectos deseados se manifiesten lo más pronto posible. Sin embargo hay que saber que la evolución es tan variada como la cantidad de personas que tomen estas terapias y que los avances serán muy diferentes de una persona a otra y de un tema a tratar a otro. 

Por ejemplo en Flores de Bach si se trata un tema simple como mejorar la calidad del descanso, seguramente los resultados se verán a poco de comenzar las tomas, mientras que si los síntomas emocionales abordados son de larga data y muy arraigados en la personalidad, llevarán más tiempo para ser desanclados del subconsciente, por ejemplo el caso de los complejos.

Suelen diferenciarse tres tipos de procesos evolutivos:

Los ultra rápidos donde los resultados se ven y se sienten casi desde el primer momento de iniciada la terapia y donde la persona no duda siquiera de la eficacia del tratamiento.

La evolución lenta, casi imperceptible y generalmente más armoniosa. Aquí la persona generalmente se queja o dice no estar sintiendo ningún efecto, como si no se hubiera modificado nada pero no es así. Desde el primer día de iniciada una terapia energética las células comienzan a reaccionar y hay cambios sutiles a niveles imperceptibles. Suele ser esta la reacción más común, la sutil y casi imperceptible que, sostenida a lo largo del tiempo, mostrará cambios significativos.

El otro tipo de proceso puede ser el conocido como “Crisis curativa” que no son otra cosa más que una reacción del organismo frente a la terapia. Generalmente durante esta etapa se pueden ver agudizados los mismos síntomas por los que la persona consultó, por ejemplo irritabilidad, falta de concentración, estres, dolores de cabeza, etc. Pueden durar entre 2 y 3 días y es importante no suspender el tratamiento ya que el hecho de que esta crisis haya surgido es una muestra de que se ha dado en el blanco con un problema manifiesto y que es posible avanzar en su resolución. Es importante aclarar que no tener estas crisis no significa que el proceso de armonización o sanación interna no se haya iniciado, solo significa que hay organismos más susceptibles que otros.



Los síntomas de una crisis curativa son variados y pueden darse a nivel físico pero sobre todo a nivel emocional:



Físicos: dolores de cabeza o cuerpo en general, mareos suaves, cansancio, picazón, reacciones alérgicas en la piel…


Emocionales: nerviosismo, llanto, irritabilidad, insomnio, sensación de “no encajar”, rabia…

crisis de llanto curativa sanación terapias complementarias

Si resultan muy molestos los síntomas de estas crisis curativas, pueden espaciarse las sesiones en el caso de Reiki (siempre considerando los 21 días que como máximo debe durar el tratamiento completo) o disminuir la cantidad de tomas diarias en el caso de las esencias florales.

Como sea, con o sin crisis curativa, las terapias energéticas aportan muchos más beneficios que las molestias que estas pequeñas crisis iniciales pudieran ocasionar.

Deja tus comentarios

style="visibility: hidden !important;"